ESPAÑOL / EUSKARA / FRANÇAIS
 

Acceso al Club
Email
Contraseña


Aibar-Oibar. La Baja Montaña (Navarra)

Bodega Mendiko se encuentra en Aibar-Oibar, en la comarca de la Baja Montaña, una comarca dónde el carácter prepirenáico configura el paisaje, la flora y la fauna, especialmente rica en las proximidades de los ríos que cruzan el territorio: el Irati, el Aragón y la Onsella. La variedad natural de la zona se ha ido alimentando, con el paso de los tiempos, por el uso que los pobladores han ido dando al territorio unido a su condición de paso obligado: la calzada romana, el Camino de Santiago o las rutas almadieras han dejado su impronta en paisajes, pueblos y monumentos, pero también en el saber-hacer de sus gentes y en sus costumbres culinarias. Un paisaje que se determinó hace miles de años, cuando el mar cubría esta comarca. Su retirada gradual y lenta ha dejado vestigios en el territorio. Por el Este penetra en el territorio, el río Aragón, y aguas abajo, es alimentado por el río Lorte, los barrancos de Bancervera, Vizacaya e Induci, creando la Valdaibar.

 

aibar

 

Hace cientos de años, estas tierras estaban pobladas por los Vascones, gente acogedora que recibió de buen grado las enseñanzas que los cultos romanos trajeron con sus puentes, calzadas, villas y poblados. Entre otras cosas, transmitieron a las gentes del lugar el arte del cultivo de la vid. Fue entonces cuando se empezó a hablar de Baja Montaña, montes y prados aireados por vientos alocados que llegaban por la Canal de Berdún y contribuían a hacer un vino excepcional. Los habitantes de la Baja Montaña fueron perfeccionando, día a día, siglo a siglo, las enseñanzas recibidas y hoy ofrecen al mundo un vino exquisito, recio, diferente, afrutado y juguetón. Bodega Mendiko es heredera de esta tradición centeneria.

 

aibar

 

Aquí estuvo el corazón del Reyno de Navarra. Ancestrales leyendas y crónicas centenarias relatan como la Baja Montaña representaba el centro vital de la historia navarra: en Rocaforte nació Sancho Garcés I que inauguró un período de esplendor para nuestra región. Después, llegaron grandiosos momentos, el poderío, no sólo eclesiástico, que ostentaba el Monasterio de San Salvador de Leire; la importancia de la Orden de San Juan de Jerusalén en Leache; la vitalidad comercial de Cáseda; la legendaria resistencia de Yesa; la repercusión estratégica de Aibar; la magnificencia del legado románico que ha sembrado, desde Yesa hasta Lerga, nuestras tierras de impresionantes altos para los caminantes a Santiago; también, aquí, en Sangüesa, nació el último rey de Navarra, Enrique de Albret. En esa misma época, procedente de un noble linaje, cuya casa natal estaba en Sada, el 7 de abril de 1506 vio la luz en el castillo de Javier, el más universal de sus vecinos, Francisco de Jaso y Azpilicueta.

 

aibar

 

aibar

Camino del Monte s/n · AIBAR 31460 · T 625 136 321
Como comprar
diseño Icnea con tecnología VinoHispania